Concentración Personas Sin Hogar



El próximo lunes 23 de septiembre, a iniciativa de las personas sin hogar que acuden a diario y celebran asambleas semanales en EV, hemos convocado una concentración en la Plaza Nueva en apoyo de la acampada “Nadie sin Hogar” de Madrid. En dicha concentración, las propias personas sin hogar presentarán una serie de propuestas que ellas mismas han elaborado.

Más de un centenar de personas sin hogar llevan más de seis meses acampadas en el Paseo del Prado de Madrid para reivindicar su condición de ciudadanos y ciudadanas con derechos. Sin hogar, pero con derechos. Entre estos, uno de los derechos fundamentales que establece la Constitución Española, y que en su caso se ve día tras día conculcado: el derecho “a la vida y a la integridad física y moral” (artículo 15 CE). Cada año muere una media de 85 personas sin hogar en la calle, uno de cada cuatro como consecuencia directa de una agresión. La esperanza de vida de las personas sin hogar es 30 años menor que la media. El número de personas en España en esa situación se estima en 33.000 personas. Detrás de esas cifras están personas como cualquiera de nosotros/as, ciudadanos y ciudadanas, cada una con su historia. Historias de fracaso, de pérdida -del trabajo, de la vivienda, de la pareja, de la salud mental-, de dependencias varias, de vidas difíciles desde la infancia. Historias diferentes, que acaban convergiendo en la calle. El sinhogarismo es “el peor rostro de la exclusión social en nuestro país”, según la Estrategia Integral para las Personas sin Hogar (ENI-PSH) 2015-2020, aprobada por Acuerdo del Consejo de Ministros de 6 de noviembre de 2015, de la que proceden también todas las cifras citadas en este artículo.

Llevan más de seis meses acampadas frente al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y otras zonas del Paseo del Prado. Sin que nadie les dé respuesta. Las autoridades parecen mirar para otro lado. Ahí siguen. Su casa es la calle. Y dormir juntas, agrupadas, protegidas, organizadas, es sin lugar a dudas mejor que buscarse la vida cada noche sola en un cajero o sobre un banco.

Desde hace una semana, un grupo más reducido de personas se ha situado frente al Congreso de los Diputados. Exigen que se apruebe antes de que llegue el invierno “medidas urgentes para la ampliación de la protección de las personas en situación y riesgo de sinhogarismo”. Para evitar que el frío, de nuevo, las mate en la calle, lejos de la protección de los poderes públicos cuya obligación es garantizar su integridad física y moral.

El movimiento Nadie sin Hogar que protagoniza la acampada tiene en su página web (www.nadiesinhogar.info) el texto de un borrador de Decreto Ley en el que se especifican esas medidas. Están basadas en las que contempla la propia Estrategia Nacional para las Personas sin Hogar; en las del RDL 9/2018 de Medidas urgentes para el desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género; el RDL 6/2011 por el que se adoptan medidas urgentes para reparar los daños causados por los movimientos sísmicos acaecidos el 11 de mayo de 2011 en Lorca (Murcia) y otras normas ya existentes pero incumplidas, como las instrucciones técnicas del Instituto Nacional de Estadística sobre gestión del padrón municipal, que evitarían que la falta de empadronamiento por carecer de dirección fija impida su acceso a las prestaciones sociales.

Tanto el PSOE en su propuesta de programa (medida 117) como Unidas Podemos en la suya (medida 30), contemplaban por primera vez un apartado específico para el sinhogarismo. Es sin duda un logro de las recientes movilizaciones de los Sin Techo. El fracaso de la negociación y la inminente disolución de las Cortes aboca nuevamente a que esas personas afronten el invierno con unos servicios sociales incapaces de atenderlas eficazmente. Ni por sus recursos, ni por sus métodos, como reconoce la propia Estrategia Nacional. No debemos permitirlo. 

El próximo 7 de diciembre también hay convocada una gran acampada en 50 ciudades del mundo para protestar por la situación de las personas sin hogar. Una vez más, la ciudadanía le muestra el camino a los partidos políticos y a los poderes públicos en el cumplimiento de su deber. Ojalá sepan escucharla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oferta de empleo "Dinamizador/a comunitario/a"

Manifiesto Personas sin Hogar

Reflexión sobre la convivencia vecinal